Washington Report News
Sin categoría

¿Por qué los republicanos no se ponen de acuerdo en la Cámara Baja?

El representante republicano Kevin McCarthy va hoy al tercer día de votación en la Cámara Baja, nominándose para ser el líder de la instancia. Empezó con 19 opositores, pero en las últimas cuatro rondas, 20 miembros de su partido le han bloqueado el camino.  

 La última vez que hubo un caos en la Cámara de Representantes como el que ha habido esta semana por no haber podido elegir al presidente fue hace 100 años. 

En aquel diciembre de 1923, el Congreso número 68 tuvo que ir a nueve rondas durante tres días para elegir al representante republicano Fredrick Huntington Gillett, de Massachusetts.

En aquel entonces, también eran los republicanos quienes tenían la mayoría en la Cámara Baja, y el candidato para speaker también era una figura que había estado en el puesto o en línea para el puesto durante varios años, reseña NPR. 

Y en ambos casos, los resultados de las últimas elecciones de noviembre habían sido entre decepcionantes y devastadoras, dejando al partido casi pendiendo de un hilo con el control de la mayoría. 

 Eso creó ansiedad y agravó las disputas internas sobre reglas y procedimientos, incluidos los poderes de los presidentes de comités individuales.

La misma nube de decepción y ansiedad ha estado levitando sobre el Partido Republicano desde las midterms de noviembre. Sin mencionar todo el impacto, directo e indirecto, que ha tenido la figura de Donald Trump dentro del partido. 

Con este telón de fondo, la elección para una de las figuras más importantes de la política estadounidense, quien, en teoría, es el segundo en línea de sucesión si el presidente de la nación no puede ejercer sus funciones, se ha visto complicada por intereses opuestos, cuotas de poder y otros factores que han llevado a la desunión. 

¿Qué está en conflicto?

En los días previos a la elección del martes, el representante de Arizona, Andy Biggs se unió con otros cuatro republicanos para votar en bloque, con intenciones de oponerse a McCarthy. 

Esos cuatro representantes eran Ralph Norman, Bob Good, Matt Rosendale y Matt Gaetz. Asimismo, Biggs había indicado que otros 20 republicanos no iban a apoyar a McCarthy. 

  • Según reseña The Hill, las razones para la oposición eran muchas. Entre estas se incluían la decepción por haber tenido menos ganancias de las esperadas en las midterms y una frustración porque  un Acción de Comité Político (PAC, por sus siglas en inglés) alineado con McCarthy se involucró en las primarias republicanas. 
  • El medio también señala que estos opositores querían cambios en las reglas para dar menos poder a McCarthy y más a los miembros de la base republicana. 
  • Estos miembros también querían una postura más agresiva sobre la investigación de la administración de Biden y el juicio político al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Asimismo, buscaban un presupuesto que redujese significativamente el gasto federal y  han criticado a McCarthy por su trabajo anterior con los demócratas en medidas de gasto.

En conclusión, los opositores quieren tres cosas: menos gasto público, más poder para ellos y menos potencia para el orador o speaker, y a eso se suma desconfianza y diferencias de personalidad. 

Sin renunciar a un sueño 

Después de varias jornadas de votación, en un evento que ha sido la burla de internet y ha trascendido a la cultura popular, McCarthy, quien no ha dejado de negociar, estuvo este miércoles a puerta cerrada con sus detractores, en una reunión sobre la que dijo que, aunque no se habían llegado a acuerdos, si hubo progresos. 

  • Según dos fuentes familiarizadas con el asunto, McCarthy acordó proponer un cambio de reglas que permitiría que solo un miembro llamara a votación para destituir a un orador en funciones.
  • El representante  había propuesto inicialmente un umbral de cinco miembros, lo que está por debajo de las reglas actuales de la conferencia que requieren que la mitad del Partido Republicano solicite tal votación.

También acordó permitir que más miembros del Freedom Caucus, una de las alas más radicales dentro del partido,  participen en el poderoso Comité de Reglas de la Cámara, que dicta cómo y si los proyectos de ley llegan al pleno.

Asimismo, acordó votar sobre un puñado de proyectos de ley que son prioridades para los reticentes, incluida la propuesta de mandato,  límites de miembros y un plan de seguridad fronteriza, reseñó CNN. 

Según el medio, fuentes republicanas dijeron que incluso si se aceptan las ofertas de McCarthy, aún no obtendría los 218 votos que necesita para ser orador.

Aunque las concesiones podrían traerle más apoyo, otros opositores han planteado otras preocupaciones que aún no se han abordado. 

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Trump cenó esta semana en Mar-a-lago con un supremacista blanco

Washinton Report News

Más de 230 mil migrantes fueron detenidos en la frontera sur en noviembre

Washinton Report News

La identidad de género es real, concluye juez y bloquea ley que prohibía a niños trans recibir tratamiento