Washington Report News
Sin categoría

Brasil amanece con 300 detenidos por asalto a los poderes públicos

La policía de Brasil inició las investigaciones después de que partidarios del expresidente Jair Bolsonaro irrumpieron en los edificios de los poderes públicos en la capital brasilera para exigir a la fuerza armada que depusiera de su cargo al recién juramentado presidente Luiz Inácio “Lula” Da Silva. 

Un día después del asalto a los poderes públicos en Brasil

Hasta el momento hay más de 300 personas detenidas, dijo la policía civil del distrito federal. Las autoridades brasileras tildaron las acciones vandálicas de terrorismo y están buscando a los responsables intelectuales y financieros de la operación. 

¿Qué pasó ayer?: Adeptos de Bolsonaro asaltan las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte de Brasil

En una conferencia de prensa celebrada a última hora del domingo, el ministro de Relaciones Institucionales de Brasil declaró que se inspeccionarían los edificios en busca de pruebas, incluidas huellas dactilares e imágenes, para exigir responsabilidades, y que los alborotadores parecían tener la intención de desencadenar acciones similares en todo el país, publica AP.

“No conseguirán destruir la democracia brasileña. Tenemos que decirlo con toda firmeza y convicción”, afirmó Dino. “No aceptaremos el camino de la criminalidad para llevar a cabo luchas políticas en Brasil. Un criminal es tratado como un criminal”.

¿Qué causó la insurrección en Brasil? 

Desde que Bolsonaro fue derrotado por Lula en la segunda vuelta electoral, Brasil ha estado en vilo. El expresidente derechista alimentó teorías entre sus partidarios más leales sobre un supuesto fraude electoral, aunque jamás presentó pruebas. El dirigente tampoco reconoció los resultados, ni denunció fraude. 

Cómo llegamos hasta acá: Seguidores de Bolsonaro rechazan el triunfo de Lula y piden intervención militar

Ese fue el detonante de las protestas y campamentos con bolsonaristas que se extendieron a lo largo de la nación amazónica. Desde entonces, los bolsonaristas han bloqueado carreteras y acampado fuera de edificios militares para exigir a las fuerzas armadas que depongan a Lula. 

Dos días antes de la toma de posesión de Lula el 1 de enero, Bolsonaro voló a Estados Unidos y fijó su residencia temporal en Orlando. Muchos brasileños expresaron su alivio porque, aunque se negó a participar en la transición de poder, su ausencia permitió que se produjera sin incidentes.

Hasta este domingo, las protestas habían sido pacíficas cuando todo se salió de control. 

¿La insurrección en Brasil fue promovida por Bolsonaro? 

El presidente Lula condenó los hechos y acusó a Bolsonaro de promover la violencia. Bolsonaro repudió la acusación del presidente a última hora del domingo. Escribiendo en Twitter, dijo que la protesta pacífica es parte de la democracia, pero el vandalismo y la invasión de edificios públicos son “excepciones a la regla”. No hizo ninguna mención específica a las acciones de los manifestantes en Brasilia.

Lula dijo en su rueda de prensa que hubo “incompetencia o mala fe” por parte de la policía, y prometió que algunos serían castigados.

El gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, confirmó en Twitter que había despedido al jefe de Seguridad Pública de la capital, Anderson Torres, quien fue ministro de Defensa de Bolsonaro. Medios locales informaron que Torres se encuentra de vacaciones en Orlando, y que negó haberse reunido allí con Bolsonaro.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Debemos iniciar el nuevo año con mentalidad de principiantes

Nació en México bebé con una cola de 5,7 centímetros de largo

Washinton Report News

Los estantes están quedando sin libros en Florida y Ron DeSantis está detrás del problema

Washinton Report News