Washington Report News
Sin categoría

La contaminación del aire reduce más la esperanza de vida que el consumo de cigarrillos

La exposición a largo plazo a la contaminación del aire, incluso en niveles bajos, está relacionada con una mayor incidencia de depresión y ansiedad, sugiere un estudio del Reino Unido.

La investigación se suma a una ola de evidencia de que los combustibles fósiles pueden tener un impacto negativo en la salud mental.

Investigadores en el Reino Unido y China dieron seguimiento a casi 390 mil adultos en el Reino Unido durante aproximadamente 11 años y encontraron que la exposición a largo plazo a múltiples contaminantes del aire se relacionó con un mayor riesgo de depresión y ansiedad.

Estos contaminantes, que incluyen partículas finas, óxido nítrico y dióxido de nitrógeno, comúnmente se emiten al aire cuando se queman combustibles fósiles para vehículos, centrales eléctricas, equipos de construcción y trabajos industriales.

Los científicos han alertado durante mucho tiempo el impacto que tiene contaminación en la salud física, incluidas las enfermedades cardiovasculares, infecciones respiratorias, cáncer de pulmón y más.

La contaminación del aire y la depresión

El estudio publicado el miércoles en el Journal of the American Medical Association Psychiatry, que tomó en cuenta el estatus socioeconómico y la enfermedad mental preexistente, respalda una comprensión cada vez mayor entre los científicos de que los combustibles fósiles afectan más que la salud física.

Los posibles vínculos entre la contaminación y la salud mental son “claramente un problema grave”, expresó a The Washington Post Cybele Dey, psiquiatra de niños y adolescentes que se desempeña como copresidenta de Doctors for the Environment Australia.

“En términos de vínculos con la depresión y la ansiedad, esos hallazgos han variado según el estudio. Parece haber un vínculo de algún tipo, pero el camino por el que se produce ese vínculo aún es algo que no hemos descubierto”, comentó la psiquiatra.

Dey, que estudia esos vínculos en niños y adolescentes, apuntó a la contaminación del aire, el aumento del calor, los desastres naturales y la angustia por el cambio climático como factores potenciales que podrían tener efectos negativos en la salud mental.

Lo que dicen los estudios sobre la contaminación del aire

En sus estudios de niños y adolescentes, Dey agregó que ha habido “evidencia consistente” que relaciona la contaminación del aire con problemas de aprendizaje, atención y concentración.

La experta explicó que la contaminación del aire también se ha asociado con pesos más bajos al nacer, nacimientos prematuros, enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares, vidas más cortas y una serie de otros factores que podrían afectar negativamente la salud mental de una comunidad.

El asma, por ejemplo, puede ser causado por altos niveles de contaminación y también está asociado con trastornos del estado de ánimo y otros síntomas de salud mental.

Un informe de la Universidad de Chicago del año pasado aseguró que la contaminación del aire ahora le quita más de dos años a la esperanza de vida promedio mundial, más que los cigarrillos, el alcohol o los conflictos y el terrorismo. 

Otro estudio reciente determinó que eliminar la contaminación del aire por los combustibles fósiles evitaría más de 50 mil muertes prematuras y proporcionaría más de $600 mil millones en beneficios para la salud en los Estados Unidos cada año.

También se ha demostrado que la contaminación del aire daña el cerebro de los adultos mayores, lo que contribuye al deterioro cognitivo y la demencia.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Pin Up Casino rəsmi saytı slot maşınlar

Washinton Report News

Autoridades en Baltimore suspenden 55 sitios web que transmitían el Mundial ilegalmente

Washinton Report News

Lentes VR Vision Pro de Apple vs Meta Quest

Washinton Report News