Washington Report News
Sin categoría

¿Por qué hay personas que enferman cuando están de vacaciones?

Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • No existen evidencias científicas suficientes que respalden que las personas suelen ponerse enfermas con más frecuencia al irse de vacaciones. 
  • Aunque las vacaciones son beneficiosas para la gran mayoría de las personas, al cambiar de forma brusca los horarios de las comidas, el descanso, la alimentación o las actividades que se realizan, es posible experimentar estrés y enfermar.
  • Para evitar ponernos enfermos cuando nos vamos de vacaciones, es aconsejable que los cambios sean paulatinos y prevenir las situaciones que generan estrés.

Diciembre significa para muchos el comienzo del invierno y de las vacaciones de Navidad. ¿Qué le ocurre exactamente a nuestro cuerpo cuando nos vamos de vacaciones? ¿Es cierto que la gente se suele enfermarcon más frecuencia en estos días de descanso? Lo cierto es que no existen evidencias científicas suficientes que lo respalden.

Por qué las vacaciones producen efectos beneficiosos en la salud de muchas personas

No se ha hecho ningún gran estudio sistemático para averiguar si es más probable que la gente se enferme cuando está de vacaciones que en su rutina diaria. Así lo explica a Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, Lorenzo Armenteros del Olmo, de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), que insiste en que “no existen evidencias al respecto”.

Según cuenta, salvo excepciones, a la gran mayoría de las personas las vacaciones producen efectos beneficiosos. Por ejemplo, les ayudan a reducir el estrés y recuperar el equilibrio emocional. Esto es importante, ya que “el estrés altera el funcionamiento del sistema inmunológico y eso hace que seamos más propensos a contraer enfermedades”. Además, “se incrementan las horas de sueño y relajación, con los beneficios inherentes del descanso”.

Dolor de cabeza y otros síntomas comunes entre quienes suelen enfermar durante las vacaciones

Aun así, las vacaciones no son beneficiosas por necesidad para todo el mundo. En un estudio publicado en 2002, los investigadores preguntaron a más de 1.800 personas si pensaban que enfermaban en vacaciones (si sufrían lo que denominaron “enfermedad del ocio”). Poco más del 3% respondieron que “sí”. Los síntomas más frecuentes entre ellos fueron dolor de cabeza, fatiga, dolores musculares y náuseas.

Elisa Sánchez, coordinadora del grupo de salud laboral del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, coincide en diálogo con Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado que, durante los primeros días de las vacaciones, puede que algunas personas experimenten problemas de salud.

Los cambios en muchas ocasiones son fuentes de estrés y requieren de una adaptación, según Sánchez. Por ello, indica que, si cambiamos de forma rápida y brusca los horarios de comida, el descanso, el tipo de comida o las actividades que realizamos, puede ser que nuestro cuerpo experimente estrés y enferme.

La relación entre las vacaciones y el estrés

¿Existe alguna relación entre el hecho de enfermar y un descenso en el nivel de estrés cuando nos vamos de vacaciones? Sánchez afirma que “sí”. Según cuenta, en el estrés se suelen diferenciar tres fases temporales: la primera es de alarma, una reacción puntual e intensa; la segunda se llama de resistencia, cuando la situación se alarga una semanas o meses; y la tercera, de agotamiento, se produce cuando la situación estresante se prolonga meses o incluso años.

“Una de las consecuencias de esta fase de agotamiento es que las defensas bajan, dado que el estrés afecta al sistema inmune”, indica. Por lo tanto, después de una temporada de mucho estrés “somos más sensibles a cualquier infección o enfermedad”. “Cuando paramos y descansamos, por ejemplo en las vacaciones, es cuando aparecen los efectos negativos: cansancio físico, disminución del sistema inmune, enfermedades…”.

También hay algunas personas que sufren el trastorno emocional denominado adicción al trabajo, como indica Armenteros: “Wayne E. Oates (1971) fue el primero en utilizar el término “workaholism” como una necesidad excesiva e incontrolable de trabajar incesantemente que afecta a la salud, la felicidad y las relaciones interpersonales del adicto. En estos casos, las vacaciones pueden suponer un agravante de su estado emocional y manifestar síntomas ansiosos o angustia”.

Cómo evitar enfermarse al irse de vacaciones

Existen algunas recomendaciones para tratar de evitar enfermarse cuando nos vamos de vacaciones. En primer lugar, Sánchez indica que es importante cuidar nuestra salud para no llegar a niveles prolongados de estrés. “Si somos conscientes de que no tenemos habilidades suficientes para gestionar adecuadamente las situaciones estresantes, una buena opción es pedir ayuda profesional”, indica.

También es recomendable prevenir las situaciones que generan ese estrés: “Si hemos hecho un cambio brusco en nuestros hábitos y actividades, intentar que sea paulatino y progresivo. Si nos hemos impuesto una ruta o un viaje muy exigente, realizarlo con más calma. Si lo que nos genera malestar es estar con otras personas por las situaciones tensas o conflictos que tengamos sin resolver, buscar la forma más adecuada para resolverlos”.

Para evitar ponerse enfermo durante estas navidades, la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, ha alentado a la población a usar un tapabocas que se ajuste bien al viajar en el transporte público o en los aeropuertos, precisa el periódico The Washington Post.

El objetivo de esta medida es ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Algo especialmente importante teniendo en cuenta que en las últimas semanas, especialmente después de Thanksgiving, en Estados Unidos han aumentado los casos de varios virus respiratorios, como el de la influenza (gripe), el SARS-CoV-2 (COVID-19) y el virus respiratorio sincitial (RSV), según los CDC.

Como ya te hemos explicado en Factchequeado, es importante tener en cuenta que tanto la vacuna contra la gripe como la del COVID-19 son eficaces para proteger a las personas de la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte a causa de los virus correspondientes.

Volver a trabajar tras las vacaciones también puede ser complicado. Como explica en esta nota Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, hay personas que al hacerlo pasan por un periodo de readaptación y sufren insomnio, malestar físico o apatía. Pero, en general, se trata de algo adaptativo y temporal y no se suele necesitar un tratamiento específico para recuperarse.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

una combinación “explosiva” según clientes de Starbucks

Oppenheimer la nueva película de Christopher Nolan

Washinton Report News

Abbott Laboratories es investigada por el Departamento de Justicia

Washinton Report News