Washington Report News
Sin categoría

Navidad es época de incendios, ¿Cómo puedo evitarlos?

“No olvides apagar las luces antes de salir o irte a dormir”. Esta frase que dice casi sin pensar, en invierno tiene más sentido que en cualquier otra época del año, porque en estos meses ocurren la mitad de los incendios y llamadas de emergencias por esta causa.

Es invierno, la gente pasa más dentro de casa, cocina, enciende la chimenea o las velas, pone el árbol de Navidad. Cualquiera de estas acciones pueden desencadenar un incendio si no se toman en cuenta ciertas precauciones.

Jim Resnick, exjefe del departamento de bomberos del condado de Montgomery, explica de una manera simple y práctica cómo evitar catástrofes por culpa del fuego: “Dejar la cocina encendida con las ollas hirviendo es la primera causa de incendios en Estados Unidos, en Maryland y en el mundo. No se aleje demasiado del sartén o del horno mientras está cocinando”.

Las estadísticas muestran que, independientemente de la región del país, Thanksgiving Day, Nochebuena y Año Nuevo son las fechas de mayor número de incendios en la cocina.

VELAS. La mitad de los incendios de decoración del hogar en diciembre se inician con las velas. Para iluminarse use linternas. Foto: Pexels

Si enciende una vela, apáguela

¿Verdad que en invierno apetece encender unas velas aromáticas, más si el costo de la electricidad ha subido o se va la luz? Definitivamente, no es buena idea si no va a estar todo el tiempo en esa habitación, ni va a mantenerlas alejadas de materiales inflamables, fuera del alcance de los niños y de las mascotas o si olvida apagarlas cuando se va a dormir.

“Las velas son un serio y gran problema. Si no lo cree, pregúntele a un bombero”, dice Resnick, quien ahora dirige la oficina de seguridad contra incendios para la tercera edad de esa municipalidad. “El mensaje es: no usen velas, usen linternas. Las lamparillas de cera son una invitación a los incendios si se descuidan”.

La mitad de los incendios del hogar en diciembre se inician con las velas y el 25 de diciembre es el día pico por causa de estos objetos decorativos, según La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA).

Si fuma dentro de casa y no se asegura de que el cigarrillo quede completamente extinguido aumenta el riesgo de producir llamas. Hace poco en Kensington hubo un incendio porque alguien botó el tabaco al basurero pensando que estaba apagado. No fume si está leyendo el periódico, si está a punto de quedarse dormido, cerca de las cortinas o de tanques de oxígeno medicinal.

FUEGO. La Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de Estados Unidos probó que el fuego puede consumir un árbol de navidad en menos de 10 segundos. Foto: Cortesía U.S. Consumer Product Safety Commission

Arbolito, bonito pero lejos del calefactor

Desde noviembre y a veces hasta bien entrado enero, un infaltable en los hogares cristianos y católicos, más cuando hay niños, es el árbol de Navidad. No es que este en sí sea un peligro para desatar un incendio, pero sea plástico o natural, el riesgo existe.

“Velas, luces calientes, incienso humeante y otros materiales fácilmente pueden prender fuego en el árbol”, fue la respuesta de Resnick a este medio, durante una conferencia virtual organizada por Renters Alliance, orientada a prevenir catástrofes en esta época, la más peligrosa para los incendios en casas y departamentos.

Te puede interesar: Seis desayunos ideales para la mañana de Navidad

Aunque los incendios de árboles de Navidad son poco frecuentes no quiere decir que no ocurren. Según la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego, en Estados Unidos cada año un promedio de 160 casas son consumidas por las llamas, por esta causa.

NOCHEBUENA. Diciembre y enero son los meses de mayores incendios domésticos y el día de Nochebuena el de más llamadas de emergencia por este motivo. Foto tomada de American Red Cross

¿Cómo evitarlo?, ponga al árbol al menos nueve metros alejado del calefactor, no encienda velas a su alrededor, apague las lucecitas si no va a estar en casa o se va a dormir y tenga cuidado con las mascotas, especialmente con los gatos. Para ellos el árbol, los adornos y los cordones son juguetes.

Resnick tiene más recomendaciones para los árboles naturales: “Riéguelos cada día, porque la calefacción y las luces lo secarán más rápido. Apenas vea que se le caen los aguijones o agujas del pino sáquelo de la casa”.

ESTUFA. Jamás se aleje de la cocina mientras la hornilla está encendida; cocinar, con mucho, es la causa principal de incendios y lesiones en Estados Unidos. Foto: Pexels

Demasiados enchufes y cordones

Si aún no ha mirado que los tomacorrientes pegados a la pared están sobrecargados de enchufes, es hora de poner una solución, porque esta es otra fuente de riesgo para incendios. Lo recomendable es solo poner uno o máximo dos. Cuide de que los cordones no estén bajo la alfombra porque se pueden recalentar.

El problema es que ahora en los hogares hay muchos artefactos que funcionan con energía, por eso el riesgo es mayor. Excepto los que, necesariamente, deben estar conectados todo el tiempo, desenchufe los equipos cuando no está en casa o en las noches. El 50% de todos los incendios eléctricos -unos 45 mil al año- en las viviendas tiene que ver con el cableado o con equipos de iluminación, sobre todo en estos meses del año. En DC, durante el 2021 se registraron 102 llamadas por amagos de incendio por día, no se señalan las causas.

ALARMA. Al menos una vez al mes presione el botoncito de la alarma contra incendios para saber si está funcionando correctamente. Foto: Cortesía Olga Imbaquingo

Ponga mucha atención

¿Ya revisó a alarma? Puesto de que nueve de cada 10 muertes en incendios ocurren en casa, asegúrese de que la vivienda tenga alarmas detectoras de humo en funcionamiento. Una de ellas tiene que estar adentro o a la entrada de su dormitorio. Para saber que sí funciona pruebe apretando el botón una vez al mes. Si no pita es hora de ver cuál es el problema.

Con la puerta cerrada. Resnick es vehemente con este consejo: antes de meterse en la cama, apague todas las luces, desconecte los enchufes y cierre la puerta de su dormitorio. La puerta cerrada hace la diferencia entre la vida y la muerte.

Un plan de escape. Siempre tenga un plan de escape si vive en una casa o en un edificio. Si ocurre un incendio llame al 911. Si su estatus inmigratorio no es regular, igual llame a ese número, porque así salvará su vida y la de otros.

Calor, pero no tan cerca. Nunca ubique la cama muy cerca del calefactor portátil o estático, tampoco ponga sobre ellos su computadora o teléfono. La mayoría de incendios ocurren cuando la gente está durmiendo.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Periodistas y celebridades  acusan al New York Times de tener un “sesgo editorial” contra la comunidad transgénero

Washinton Report News

Muerte de 7 caballos opacan el triunfo de Javier Castellano en el Derby de Kentucky

Dos niños murieron en un incendio en una casa en Carolina del Norte

Washinton Report News