Washington Report News
Sin categoría

Línea Morada nueva línea de tren Prince George’s

Con las promesas de la línea morada, una nueva sección de tren que conecte sectores que antes no contaban con métodos simples de transporte público, vienen oportunidades y amenazas.

Por Rafael Ulloa.

El desarrollo y ventajas que los proyectos prometen, frecuentemente terminan perjudicando a los residentes de bajos ingresos y a los pequeños negocios.  

El proyecto de la Línea Morada, el nuevo tren que cubrirá áreas de Prince George’s County y Montgomery County, promete llevar grandes cambios a los vecindarios por donde pasará, ya que hasta hoy la mayoría de las otras líneas de trenes que incluyen a estas áreas pasan por el Distrito de Columbia.

El “Purple Line” o “Línea morada” traerá nueva vida a los residentes y con esto comenzarán a llegar los “developers”, profesionales con ingresos altos, negocios establecidos a abrir sucursales y en general hará que suba el valor de la propiedad, lo que ocasionará que los “landlords” suban las rentas.

Esto causaría que las comunidades que ahora viven en los vecindarios, y a quienes el proyecto buscaba beneficiar, sean los grandes perjudicados. 

Pero no tiene que ser así. Para evitar que la historia que ocurre en tantas comunidades se repita, se ha formado una coalición que incluye organizaciones de diferentes áreas y que busca que la Línea Morada traiga prosperidad a los residentes y negocios que están en la zona. 

Y los miembros de la Coalición no están solos. Como parte de su compromiso de invertir $30 mil millones para promover la equidad racial y económica en comunidades vulnerables, en especial la comunidad afroamericana y la latina, JPMorgan Chase entregó $5 millones para ayudar a la Purple Line Corridor Coalition (PLCC) a preservar las comunidades que están a lo largo de lo que será el Tren Morado que operará en 2026 en Prince George’s y Montgomery. 

“Lo que guía el trabajo en las comunidades a las que servimos es nuestra misión de invertir para el avance de economías inclusivas, eso significa comunidades vibrantes en donde tanto los negocios como las familias tengan lo que necesitan alcanzar sus metas y sus sueños”, dijo Nadine Kearns Duplessy, vicepresidenta de Responsabilidad Corporativa para el Atlántico Medio de JPMorgan Chase. “Pero muchas veces el progreso, ya sea en materia de proyectos de vivienda o de transporte, puede tener consecuencias que no eran las que se tenían previstas, en especial para los pequeños negocios”. 

La ejecutiva de Chase explica que esta fue una oportunidad perfecta para el banco de invertir en organizaciones que están comprometidas con las comunidades que se encuentran alrededor del proyecto de transporte que ya está generando interés en las áreas que serán conectadas entre Prince George’s y Montgomery. “También se busca que los negocios puedan operar sin problemas hasta la culminación del tren, hay que atender las necesidades de esos comerciantes y residentes que ya han estado ahí por mucho tiempo”. 

Kearns Duplessy destaca que un aspecto clave de la Coalición es que incorpora diferentes industrias para crear un impacto positivo, siendo muchos de los participantes de este esfuerzo organizaciones que ya han trabajado con estas comunidades por mucho tiempo. “Invertimos en esta colaborativa porque es un esfuerzo conjunto y la conforman organizaciones que ya se han ganado el respeto y la confianza de los residentes y los comerciantes del área. Ellos trabajan en el bienestar de la comunidad con o sin los fondos que les otorgamos”, expresó vicepresidenta de Responsabilidad Corporativa de Chase. 

Y justamente agrupados bajo la Coalición, el poder de cambio de estas organizaciones se amplifica porque pueden lograr más impacto ya sea con los residentes, comerciantes o con los gobiernos locales. 

“Nuestra inversión fue un comienzo, pusimos un ejemplo y otros siguieron apoyando y esperemos que se sumen más a medida que este proyecto continúe. Queremos ver a otros que piensan como nosotros haciendo el tipo de inversiones que hicimos o incluso que inviertan más. Estamos realmente emocionados que otras fundaciones hayan aportado y que los gobiernos también estén haciendo su parte”, relató Kearns Duplessy. 

“Es importante que la comunidad latina sepa que tiene un aliado en JPMorgan Chase. Estamos aquí para servir a los residentes, negocios y organizaciones sin fines de lucro. El apoyo a la Coalición de la Línea Morada es un ejemplo de como usar los recursos de esta corporación para el bien de la comunidad, y eso es lo que seguiremos haciendo porque estamos comprometidos”, concluyó la ejecutiva. 

La línea morada debería prever el desplazamiento de residentes 

Por el lado de la vivienda, la organización pro vivienda asequible National Housing Trust (NHT), está velando por el desarrollo sostenible de la zona con la llegada de la Línea Morada. 

“La colaboración que se realiza en esta coalición comenzó porque ya hemos visto lo que pasa cuando nuevos sistemas de tránsito llegan a lugares que antes no eran lo que se define como Área de Oportunidad y de pronto se convierten en Áreas de Oportunidad. La gente comienza a darle valor a ese acceso al transporte y eso hace que los precios de las propiedades suban cuando estas están cerca de sistemas de transporte”, explicó Sellon Fraser, directora de Planificación de NHT.  

Shellon Fraiser Línea morada
“Hemos invertido en una serie de proyectos que están a lo largo de la Línea Morada y el dinero de JPMorgan Chase permitió que esto empiece”, explicó Sellon Fraser, directora de Planificación de NHT. Cortesía de Rafael Ulloa.

Fraser enfatizó que la Purple Line Corridor Coalition quiere asegurarse que a los residentes de Prince George’s y Montgomery que viven cerca de la Purple Line, no les pase lo que les ha sucedido a los habitantes de vecindarios en otras ciudades cuando ha llegado un nuevo sistema de trenes. Entre los riesgos están el aumento de rentas y desplazamiento de vecinos por nuevos proyectos iniciados por individuos y corporaciones que llegan atraídos por el acceso al transporte. “Por el contrario, la Coalición quiere que sean los vecinos del área los que se beneficien de tener esta nueva opción de transporte”, aseveró la representante de National Housing Trust. 

“Si no fuera por la inversión de JPMorgan Chase, no podríamos hacer el trabajo que estamos haciendo que implica levantar capital y tener capital disponible para prestar a proyectos. Hemos invertido en una serie de proyectos que están a lo largo de la Línea Morada y el dinero de JPMorgan Chase permitió que esto empiece”, explicó Fraser. 

Según la ejecutiva del sector sin fines de lucro, son ocho proyectos los apoyados por NHT gracias a los fondos de Chase. Ese dinero también los ayudó a atraer más inversiones del condado de Montgomery que se enfocaron a ofrecer préstamos para adquirir viviendas. 

La experta en el tema de acceso a vivienda reflexionó sobre lo que ha pasado ya en áreas como Riverdale, en la que los precios de los apartamentos y casas ha aumentado a pesar de que el nuevo tren llegará en 2026. Ella sostiene que los esfuerzos de su organización se centran en “prevenir lo que el mercado está visualizando en cuanto al valor de los propiedades”. 

“Cuando viene una línea de tránsito, los dueños que están rentando casas piensan ‘¡ya es hora de que aumentemos la renta!’, y de pronto tenemos un vecindario de lujo que sigue perpetuando el aumento de las rentas. Queremos prevenir que eso pase, queremos evitar que los presidentes sean desplazados”, concluyó. 

Negocios pujantes 

Hola Chicken es negocio pequeño y acogedor que ha ganado fama entre su clientela por los pollos a la brasa, los ceviches y los anticuchos. Uriel Salas, dueño del local en 8482 Piney Branch Rd, Silver Spring, es peruano y su negocio se ha mantenido en la misma ubicación por más de 18 años, por lo que se ha hecho un punto de encuentro para muchos residentes que, según cuenta el restaurantero, han visitado el negocio desde sus inicios. 

Hola Chicken
Uriel Salas, dueño de Hola Chicken, ha sido beneficiado de la inversión de JPMorgan Chase, por medio del LEDC. Cortesía Rafael Ulloa.

Este restaurante se ha visto afectado no solo por la economía sino también por la construcción de la Línea Púrpura. La inversión de JPMorgan Chase también ha ayudado a que el Latino Economic Development Center (LEDC), uno de los socios de la coalición, trabaje con comerciantes como Salas para prepararlos para 2026 y activarlos sobre la marcha mientras el proyecto de construcción causa estragos. 

“Este proyecto de la Línea Morada ha impactado las ventas, ya que hubo algunas propiedades en las que se ha ido la luz o también nos quedamos sin agua. También repercute en el parqueo, porque hay más personas trabajando en el área y más camiones grandes”, dijo Salas. “Pero quiero resaltar el apoyo del LEDC en este momento bastante difícil, porque nos han ayudado en diferentes aspectos que van desde asesoría en marketing, decoración del negocio, cambio de look del menú, entre otras cosas”. 

El comerciante se mostró optimista de que habrá cambios positivos con la llegada del nuevo tren y destacó aspectos como la oportunidad de tener nuevos clientes y de que el sector se vea más atractivo. Sin embargo, Hola Chicken estaba experimentando problemas durante el proceso de construcción de la línea de tren y fue justamente en una conversación con un visitante que se enteró de que LEDC podía ayudarlo. 

“Varias personas de LEDC me visitaron, incluyendo a María Teresa Llanos, coach de pequeños negocios. Es un equipo excelente. La verdad es que ellos siempre me han cumplido con todo lo que me habían ofrecido. Yo preguntaba una y otra vez ‘¿pero cuál va a ser el costo?’, pero no hubo costo, fue como enviado del cielo. Estoy muy agradecido con ellos por ese apoyo”. 

María Teresa llanos, de LEDC, enfatizó que el esfuerzo para ayudar a los negocios del área es compartido. “La comunidad latina debe saber que los recursos sí existen y que la ayuda sí es real y estamos felices de poderlos asistir. Estamos comprometidos con nuestra comunidad para que realmente se puedan mantener con sus negocios abiertos y que hagan uso de los recursos que existen, porque siempre hay muchísimos recursos disponibles en especial para aquellos que están afectados por la construcción de la línea Púrpura”, concluyó la representante de LEDC. 

María Llanos
María Llanos, coach de pequeños negocios de LEDC, junto a Uriel Salas, dueño de Hola Chicken, en su visita al restaurante de pollo en brasa. Cortesía de Rafael Ulloa.

Por su parte, el señor Uriel recomendó a los comerciantes hispanos que perseveren con sus negocios. “Busquen ayuda que los conecte con soluciones para seguir saliendo adelante, manteniendo la chispa”. 

Links de interés con más información 

Te podría interesar leer:

Mount Pleasant, en Washington DC, tendrá un parque con nombre latino

Maryland: Mary’s Center es un buen modelo de salud para imitar 

Una exhibición de arte de la historia estadounidense llegará al National Mall

últimas noticias


España se impone a Suecia y alcanza su primera final en el Mundial Femenino


Brad Pitt estaría buscando retomar la relación con sus hijos


Se viraliza esta foto en el Mundial Femenino 2023


Telescopio James Webb capta la imagen de la estrella más lejana del universo


Paquita la del Barrio anuncia shows en México. ¿Cómo está su salud?


TIROTEO MADE IN USA


YouTube video

Sucesos


Lejos pero no ajenos: los tiroteos masivos afectan la salud mental de todos


El detrás de cámara del documental MS-13: Te unís o te morís


Política


Nacional

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

¿Qué significa el fin de la emergencia nacional por COVID-19 en EEUU?

Washinton Report News

Expresidente Jimmy Carter recibe cuidados paliativos en su casa en Georgia

Washinton Report News

¿Qué significa el fin de la emergencia internacional por COVID-19?