Washington Report News
Sin categoría

Este rabino exiliado recomienda a los judíos en Rusia abandonar el país mientras puedan

Pinchas Goldschmidt, el auto exiliado rabino jefe de Moscú, dijo que los judíos deberían abandonar Rusia mientras puedan, antes de que se conviertan en chivos expiatorios de las dificultades causadas por la guerra en Ucrania.

Goldschmidt renunció a su cargo como Gran Rabino de Moscú en julio, un rol que tuvo entre 1993 y 2022, pero había abandonado Rusia meses antes, después de negarse a respaldar la invasión rusa de Ucrania. 

El rabino dijo a The Guardian: “Cuando miramos hacia atrás en la historia rusa, cada vez que el sistema político estaba en peligro, veías al gobierno tratando de redirigir la ira y el descontento de las masas hacia la comunidad judía” y argumentó que esto ocurrió en la época zarista y al final del régimen estalinista. 

Goldschmidt también apuntó a que se ha estado viendo un aumento del antisemitismo “a medida que Rusia regresa a un nuevo tipo de Unión Soviética y, paso a paso, el telón de acero vuelve a caer”, haciendo referencia a la frontera ideológica, política y física que dividió a Europa después de la Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría. 

“Es por eso que creo que la mejor opción para los judíos rusos es irse”, agregó el rabino. 

Las presiones de Rusia, exilio y migración judía

Sobre su decisión de abandonar Rusia, Goldschmidt dijo: “Se presionó a los líderes comunitarios para que apoyaran la guerra y yo me negué a hacerlo. Renuncié porque seguir como Gran Rabino de Moscú sería un problema para la comunidad por las medidas represivas contra los disidentes”, dijo.

  • Durante los últimos 100 años, los judíos de Rusia han estado emigrando por decenas de miles, primero a Europa y luego al continente Americano y más recientemente, a Israel.
  • Según el censo de 1926 había 2.672.000 judíos en la entonces Unión Soviética, el 59% de ellos en Ucrania.
  • Hoy en día, solo quedan unos 165 mil  judíos en la Federación Rusa de una población total de 145 millones.

Goldschmidt dijo que creía que desde que comenzó la guerra, entre el 25% y el 30% de los que quedaron se habían ido o estaban planeando hacerlo, aun cuando ahora había pocos vuelos desde Moscú y el precio de un vuelo a Tel Aviv se había cuadruplicado a alrededor de $ 2 mil.

En julio, el gobierno de Rusia cerró la rama rusa de la Agencia Judía, una organización sin fines de lucro que promueve la inmigración a Israel.

The Guardian reseña que unos 200 mil rusos han huido del país, un éxodo que se aceleró en septiembre, cuando el servicio militar se hizo obligatorio. 

Por su parte, Goldschmidt dijo que cree que un gran porcentaje de los creacle, un grupo constituido por líderes empresarios, culturales, intelectuales y artistas, han abandonado el país, lo que podría ir en detrimento de la sociedad rusa. 

Dijo que una gran parte de la comunidad judía en Ucrania también se había ido y ahora eran refugiados en Alemania, Austria y Rumania.

Sobre Pinchas Goldschmidt y su relación con el gobierno ruso

El gran rabino de Moscú dimitió de su cargo, declarando que “no podía permanecer en silencio” ante la invasión rusa de la vecina Ucrania y afirmando que la comunidad judía de la capital rusa habría estado “en peligro” si se hubiera quedado en la posición, reseñó  The Algemeiner.

Según reportó el medio, Goldschmidt abandonó Rusia  en marzo, solo dos semanas después de la invasión, y se mudó primero a Hungría y luego a Israel. En ese momento, Goldschmidt citó la enfermedad de su padre, que vive en Jerusalén, como el motivo de su ausencia.

The Jewish Telegraphic Agency indica que Goldschmidt ha tenido una relación cada vez más difícil con las autoridades rusas. 

Nacido en Suiza y no afiliado a Jabad, un movimiento importante dentro de la tradición judía dominante, al rabino ortodoxo se le negó repentinamente la entrada a Rusia en 2005, y luego se le permitió regresar semanas después.

 Las autoridades nunca ofrecieron una explicación detallada del episodio, pero algunos funcionarios dijeron que había habido un “problema de seguridad nacional”.

La trayectoria de la carrera de Goldschmidt se ha centrado cada vez más en Europa Occidental. Se ha desempeñado como presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos desde 2011.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Los estadounidenses dudan de comprar un auto eléctrico por dos razones clave

Washinton Report News

defensor de los derechos de los musulmanes y destacado empresario

Washinton Report News

“La reforma migratoria es la victoria pendiente más esquiva”