Washington Report News
Sin categoría

¿Debería Biden indultar a Trump?

Un indulto socavaría la narrativa de persecución del expresidente de Estados Unidos.

Opinión de Gideon Rachman con respuesta de Rana Foroohar

Querida Rana, he disfrutado del largo período en el que pude ignorar en gran medida a Donald Trump. Pero supongo que esos días felices han terminado.

Durante el próximo año más o menos, Trump estará en los titulares todas las semanas. Habrá elecciones, casos judiciales, una corriente de declaraciones extrañas provenientes de Mar-a-Lago, y una sensación de premonición sobre lo que esto significa para los Estados Unidos y para el mundo.

Entonces, ¿qué significa esto? En el mejor de los casos, los procesos judiciales y las elecciones avanzan más o menos a la par. En medio de todo el estruendo desatado por Trump, los procesos políticos y legales siguen su curso. Los tribunales hacen su trabajo. Las autoridades electorales hacen su trabajo. Y el sistema estadounidense emerge más o menos ileso al final. En ese momento, todos suspiramos aliviados. Alguien dice “solo en Estados Unidos” y los asuntos gubernamentales continúan.

Creo que eso es ciertamente posible. Pero no es difícil pensar en lo que podría salir mal. Los casos legales contra Trump alimentarán la ira y la polarización política en las que él se nutre. Si tiene que interrumpir constantemente su campaña para asistir a las cortes, su narrativa de persecución ganará fuerza.

El argumento de que Trump se ha convertido en mártir por el pueblo estadounidense es absurdamente egoísta. Pero obviamente está funcionando con su base de seguidores. Según las circunstancias actuales, las encuestas sugieren que Trump ganará la nominación republicana con facilidad.

La mayoría de los expertos suponen que será algo diferente en las elecciones generales y que suficientes votantes indecisos se alejarán de Trump para entregar la elección a Biden.

Me temo que no estoy tan seguro. Las encuestas de opinión más recientes muestran que la competencia está muy reñida. Como sabes, debido al sesgo inherente en el sistema del colegio electoral, es muy probable que una elección 50:50 sea ganada por el candidato republicano que, a su vez, muy probablemente sea Donald Trump.

Quizás esta última acusación contra Trump marque una diferencia. Pero realmente no veo por qué debería ser así. No es como si los miembros del público estuvieran descubriendo cosas sobre el expresidente que básicamente ya no supieran. La mayoría de sus palabras y acciones en o alrededor del 6 de enero de 2021 ya eran de dominio público.

Hay una campaña por delante. Será larga. Y hay mucho margen para que Biden tropiece, tanto literal como metafóricamente.

Mientras tanto, la campaña de Biden deberá considerar cómo responder a los casos judiciales en curso contra Trump, cuyo ritmo, según entiendo, depende en gran medida de los diferentes jueces que presiden.

La acción más segura, tanto legal como políticamente, es mantenerse al margen y permitir que el sistema de justicia funcione de manera completamente independiente. Pero entiendo que ya se está hablando en círculos del Partido Demócrata sobre la posibilidad de que Biden considere emitir un indulto presidencial para Trump. Un momento posible en el ciclo de la campaña para que esto ocurra sería después de la convención del partido Republicano. La idea es que un indulto socavaría la narrativa de persecución de Trump y liberaría a Estados Unidos de la posibilidad de presenciar a un expresidente ir a la cárcel.

Entiendo esos argumentos. Pero sería una apuesta de alto riesgo. Muchos en el Partido Demócrata se indignarían, argumentando que no se puede permitir que Trump se salga con un intento de golpe. Además no hay certeza de que se calmarían los enojados seguidores de Trump.

Entonces, digamos que llegamos a las elecciones generales con Trump sin indultar, y todavía en juicio, o incluso condenado. ¿Y si gana? Estados Unidos se enfrentaría entonces a la increíble perspectiva de que Trump sea elegido presidente y condenado por los tribunales al mismo tiempo. Trump podría entonces intentar indultarse a sí mismo. Tendríamos una crisis constitucional nunca vista.

Y mientras tanto, ¿qué estaría sucediendo en las calles? La retórica de la campaña de Trump, comparando la administración de Biden con los nazis o los soviéticos, podría interpretarse por algunos como una invitación tácita a la resistencia armada. ¿Alguien aceptaría la invitación? ¿O las sentencias ya impuestas a quienes protagonizaron disturbios en el Capitolio el 6 de enero persuadirán a los seguidores de Trump a actuar con cuidado?

Parece increíble que tengamos que discutir escenarios como este. Pero aquí estamos, Rana. ¿Cuánta confianza tienes en que el sistema pueda resistir durante el próximo año?

Rana Foroohar responde

Gideon, me resulta difícil saber cómo responder a todo esto. No hay una plantilla para Trump, y ciertamente no para Trump 2. Personalmente, tengo bastantes dudas de que Trump gane si realmente logra postularse. Siempre he sido bastante escéptica en cuanto a las encuestas políticas, y creo que los medios en Estados Unidos se han vuelto tan polarizados que es difícil obtener una idea realmente clara e imparcial de lo que piensan los cansados centristas de EEUU.

Se nos dice que Trump tiene un sólido 30 por ciento del voto. Las personas que lo apoyan probablemente lo hagan incondicionalmente. Pero me resulta difícil imaginar qué podría hacer para ganarse a quienes aún no creen que deba tener un segundo mandato (o incluso que no deba ir a la cárcel). Es posible que esté siendo algo optimista, pero simplemente no sé qué podría usar Trump para atraer más votos hacia su lado. La Bidenomics está funcionando. Esta Casa Blanca ha sido aún más dura con China que Trump. El dinero está fluyendo hacia los estados rojos.

El problema con mi argumento es un tropiezo de Biden. Si llegara a ocurrir lo peor y el presidente no pudiera postularse, esperemos que el partido nomine a la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, y no a la Vicepresidenta. Si Kamala Harris fuera la candidata, entonces sí, realmente empezaría a preocuparme.

Gideon Rachman ha sido columnista en jefe para asuntos exteriores del Financial Times desde 2006.  Se unió al FT luego de una carrera de quince años en The Economist que incluyó puestos como corresponsal extranjero en Bruselas, Washington y Bangkok.  Sus intereses particulares incluyen la política externa de Estados Unidos, la Unión Europea y la globalización. 
Rana Foroohar es columnista global de negocios y editora asociada del Financial Times con base en Nueva York.  También se desempeña como analista de economía global para CNN.

Derechos de Autor – The Financial Times Limited 2021.© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

últimas noticias


Incendios forestales en Hawái dejan seis muertos


Disney+ sube sus precios y se suma a Netflix en la lucha contra el uso compartido de contraseñas


El petróleo se dispara a su máximo en 10 meses por la escasez de oferta y la debilidad del dólar


Miren cómo sonríen los presidentes cuando le hacen promesas al inocente


Huelga de Hollywood llega a 100 días: aumentan la crisis económica de los escritores


TIROTEO MADE IN USA


YouTube video

Sucesos


Lejos pero no ajenos: los tiroteos masivos afectan la salud mental de todos


El detrás de cámara del documental MS-13: Te unís o te morís


Política


Nacional

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Ataque ruso deja 25 muertos en Zaporiyia, territorio que Putin intenta anexar

Washinton Report News

Shoppers renueva adquisión de tiendas en Capitol Heights y Baltimore

Washinton Report News

Hay más fórmula para bebés pero aún hay desabastecimiento

Washinton Report News