Washington Report News
Sin categoría

Bienvenido el reloj, dicen peloteros y managers en la MLB

Comenzó la era del reloj en las Grandes Ligas. Y aunque empezaron también las quejas de algunos aficionados en las redes sociales, la primera reacción de managers y peloteros parece ser de respaldo a la MLB.

Los protagonistas, de hecho, lucen mayormente felices con la aplicación de una cuenta regresiva para pitchers y bateadores.

¿Punto para el polémico Rob Manfred?

El comisionado forzó la barra para aplicar nuevas reglas en 2023. Eso incluye almohadillas más grandes, que provocarán un aumento de corredores a salvo y quizás más robos de base. Ya no habrá infielders ubicados en la grama del outfield ni podrán agruparse libremente en el cuadro, porque se acabó el shift defensivo.

Tampoco habrá libertad para que los lanzadores intenten sorprender a los rivales; si al tercer viraje, con un mismo bateador en el home, no es puesto out el corredor involucrado, éste recibirá como gracia la siguiente base. Y ya no veremos pérdidas de tiempo en cada turno al bate.

Esto último es crucial. Porque el único reloj hasta ahora en el beisbol era la cuenta regresiva de los 27 outs.

SINDICATO EN CONTRA

La Asociación de Peloteros de la MLB se opuso reiteradamente a la adopción de un segundero para obligar a los serpentineros a soltar la bola rápido, o a los toleteros a estar listos en la caja.

El sindicato protestó en septiembre pasado. No parecía muy contento con Manfred, una vez más.

“Los jugadores viven el juego día tras día”, expresó la unión en un comunicado. “Las reglas y regulaciones en el campo afectan su preparación, rendimiento y, en última instancia, la integridad del juego en sí.
Las Grandes Ligas no estaban dispuestas a abordar de manera significativa las áreas de preocupación que plantearon los jugadores y, como resultado, los jugadores en el Comité de Competencia votaron unánimemente en contra de la implementación de las reglas que cubren los cambios defensivos y el uso de un cronómetro”.

El problema es que desde 2014 la media por juego en el Big Show no baja de las tres horas por choque. Y eso es una de varias preocupaciones en el intento de reconciliar este deporte con las generaciones más jóvenes.

Por eso el reloj fue puesto a prueba en las Menores en las últimas campañas. Y allí funcionó.

AHORA APLAUDEN

El astro Manny Machado fue el primer sorprendido por el segundero. No estuvo listo para su primer turno al bate y le cantaron un strike antes de recibir un pitcheo.

Pero Machado no protestó. Asumió con flema el castigo y luego bromeó: “Entré al libro de récords”, soltó en plena transmisión de Bally Sports.

Sí, entró. Y el reloj en la MLB entró de buena manera en acción.

Porque el primer día de encuentros primaverales tuvo una media de 2:30 horas de duración, como resaltó la periodista Mari Montes. Y eso es exactamente lo que Manfred desea lograr.

“Es un gran cambio”, expresó el manager Scott Servais, de los Marineros. Y según el Seatte Times, de inmediato dio su aprobación.

“Si este va a ser el ritmo de los juegos, estoy de acuerdo”, declaró Bob Melvin, piloto de los Padres, citado por MLB.com “La primera prueba, hasta ahora, salió perfecto”.

No solo los estrategas, también hubo satisfacción entre los peloteros. Nada que ver con lo que en septiembre temía la Asociación de Peloteros, hasta ahora.

Para muestra, las declaraciones que dieron en sus posteriores encuentros con la prensa.

“Siento que trabajo mejor cuando lo hago más rápido, así que (el reloj) me dio un indicador para trabajar en ritmo”, apuntó Robbie Ray, antiguo ganador del Cy Young.

“Divertido y rápido”, precisó el pitcher Nick Martínez.

“Me gusta. Siempre habrá alguien reacio a los cambios, pero me sentí bien”, indicó el serpentinero Genn Otto.

“Lo amo”, dijo Vinnie Pasquantino, inicialista de los Reales de Kansas City, que se convirtió en el primer bateador en recibir una bola de regalo por infracción del lanzador. “Pedí la pelota, para guardarla como recuerdo, cuando tomé el boleto, pero ya la habían puesto en juego otra vez. Ya sabes, hay que acelerar todo”.

No todo es alegría, por supuesto. John King, el pitcher castigado ante Pasquantino, asegura que él es de esos que necesita imponer su propio ritmo. Por eso, los elencos están tratando de adaptar a todos, incluso durante las prácticas de bateo.

Este es apenas el primer capítulo de una nueva era en la MLB. Quedan decenas de duelos en el Spring Training, antes de llegar al Día Inaugural.

Pero la prueba inicial parece vencer resistencias y conseguir el objetivo trazado. Puede que el reloj haya llegado para siempre en el Big Show.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

EE.UU. y Reino Unido en el top 10

Washinton Report News

¿La Fed volverá a subir las tasas de interés?, esto sabemos

Washinton Report News

El director de la policía de Miami-Dade respondió sobre si perseguirán a los inmigrantes indocumentados